Frases de Agatha Christie

Agatha Christie, también llamada Agatha Mary Clarissa Miller nació el 15 de septiembre de 1890 y falleció el 12 enero de 1976. Esta gran escritora ha escrito grandes obras, pero también nos ha dejado grandes frases que han pasado a ser parte de nuestra historia. Si quieres conocer algunas de las frases más famosas, te invito a leerlas en este artículo.

Frases sobre sus novelas de misterio

Agatha Christie es sin dudas una de las mejores escritoras de la historia de novelas de misterio. Muchos escritores de novela negra actuales, aclamados por la crítica, han declarado que Agatha Christie ha sido una de sus principales referentes a la hora de escribir. Y no solo ha sido inspiración para novelistas, ya que incluso profesionales relacionados con investigaciones han declarado que sus historias les han inspirado para dedicarse a lo que se dedican, como nos dice por ejemplo este investigador privado Madrid.

  • Las detectives observan de un modo inconsciente mil detalles íntimos, sin saber lo que hacen. Sus subconscientes mezclan esas cositas unas con otras y a eso le llaman intuición.
  • Los mejores crímenes para mis novelas se me han ocurrido fregando platos. Fregar los platos convierte a cualquiera en un maníaco homicida de categoría.
  • Donde hay grandes sumas de dinero, es recomendable no confiar en nadie..
  • No hay peor error en la vida que ver o escuchar las obras de arte en un momento inoportuno. Para muchos, Shakespeare se echó a perder solo por haberlo estudiado en la escuela.
  • La mejor receta para la novela policiaca: el detective no debe saber nunca más que el lector.
  • El mal nunca queda sin castigo, pero a veces el castigo es secreto.
  • Una persona inteligente guarda sus pensamientos para sí mismo.
  • De ahora en adelante el deber nos ordena sospechar los unos de los otros.

Mejores frases de Agatha Christie

  • No hay nada más agotador que la persona que siempre tiene la razón.
  • No vuelvas al lugar donde siempre has sido feliz, si vuelves lo destruirás.
  • Una de las cosas más afortunadas que te pueden suceder en la vida es tener una infancia feliz.
  • Los jóvenes de hoy pasan todo el tiempo hablando, trabajando, preocupándose por el bienestar y el destino del mundo. Por supuesto, es muy válido y digno, pero la pregunta es ¿acaso eso es divertido?
  • Cuando ves a las personas hacer el ridículo, te das cuenta de lo mucho que las quieres.
  • Si no puedes aceptar el estilo de vida de tu futuro marido, no emprendas esta tarea, es decir, no te cases con él.
  • No sabes si puedes hacer algo o no hasta que lo intentas.
  • No debes juzgar a nadie sin haberlo escuchado antes.
  • El matrimonio significa más que el amor, me apego a la convicción antigua: lo más importante es el respeto. Solo no lo confundas con admiración. Admirar a un hombre a lo largo de todo el matrimonio me parece extremadamente aburrido y esto acabará en unos dolores reumáticos en el cuello.
  • Cualquier sensación de atracción entre un hombre y una mujer empieza con la asombrosa ilusión de que ambos coinciden en su forma de pensar.
  • Algunos despertadores que no han sonado han cambiado el destino de la humanidad.
  • La mujer debe estar al lado de su hombre siempre; de lo contrario, aquel empieza a pensar que tiene el derecho de olvidarla.
  • Dice el dicho “no hables mal de los muertos”. Yo creo que es una tontería. La verdad siempre sigue siendo verdad. Y hay que moderar las palabras hablando con los vivos. A diferencia de los muertos, a ellos sí los puedes lastimar.
  • No te sientas ofendido porque te llamé demasiado joven. La juventud es un defecto del que nos curamos demasiado pronto.
  • Nunca creas que sabes mejor qué es lo que necesitan los demás.
  • Esto es lo que más necesita una mujer. Busca en su marido la honestidad, quiere sentir su apoyo, respetar sus juicios y, de ser necesario, tomar una decisión difícil y confiar en él tranquilamente.
  • ¡Qué extraño! El amor hace que las mujeres se vuelvan más bonitas, y a los hombres los hace lucir como ovejas enfermas.
  • Si quieres revivir el pasado, al final de cuentas aparecerá distorsionado.
  • Los amigos se pueden dividir en dos. Los amigos que surgen del entorno y durante cierto tiempo forman parte de tu vida. A algunos de ellos los recuerdas y a otros muchos los sueles olvidar. Y luego existen los amigos “elegidos”. Estos son muy poco numerosos, pero a cambio se disfruta de un afecto verdadero. La amistad es para siempre y si la vida lo permite, son personas que siempre estarán a tu lado.
No te cortes, comparte 🙂 Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin